Estudio de Mayo Clinic encuentra que la percepción sobre la propia salud es diferente en hombres y mujeres

Estudio publicado en 'American Journal of Health Behavior'.

Redacción 19/11/2019 - 10:52 | Compartir:

Un estudio de Mayo Clinic publicado en American Journal of Health Behavior investigó las diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a la percepción de su propia salud. El estudio descubrió que el sexo de la persona influye sobre la seguridad de poder mantener buenos hábitos de salud.

Estudio de Mayo Clinic encuentra que la percepción sobre la propia salud es diferente en hombres y mujeresLos hombres informaron mayor nivel de actividad física y más seguridad en su capacidad de permanecer físicamente activos, dice el estudio que encuestó a 2.784 usuarios del Centro para Vida Sana Dan Abraham de Mayo Clinic, un centro para bienestar de los empleados. Hombres y mujeres mostraron el mismo nivel de seguridad en cuanto a poder mantener una alimentación sana.

"Los resultados plantean que la seguridad de poder mantener hábitos sanos depende del sexo de la persona y de los hábitos específicos en cuestión, por ejemplo, actividad física frente a alimentación", explica la doctora Richa Sood médica internista de Mayo Clinic, coautora y diseñadora del estudio, que añade: "Es importante mantener presente esta información cuando se diseñan programas de bienestar a fin de optimizar su uso y efecto sobre la salud y el bienestar de los empleados".

A fin de saber más acerca de la intervención de los posibles factores propios del sexo de cada persona en la poca utilización de los centros para bienestar de los empleados, los investigadores distribuyeron encuestas a 11.427 usuarios del centro de bienestar y obtuvieron 2.784 respuestas con todos los datos. De las personas que respondieron, el 68 por ciento era del sexo femenino y tenía una edad promedio de 49 años.

La encuesta preguntaba acerca del estado de salud del usuario, ciertas enfermedades, la seguridad en mantener hábitos sanos y el nivel tanto de estrés como de interacción social. El estudio indica que tanto hombres como mujeres informaron niveles comparables de estrés y de apoyo para llevar una vida sana. Si bien los hombres informaron más hipertensión, diabetes, colesterol alto y consumo de tabaco que las mujeres, no hubo ninguna diferencia significativa entre los sexos en cuanto a la percepción individual de la salud.

"Fue sorprendente descubrir que los hombres creían ser tan saludables como las mujeres, pese a tener más problemas médicos", comenta Sood. Las mujeres informaron niveles menores de actividad física y mostraron menos seguridad en poder mantener esa actividad.

"Esta diferencia puede tener raíces culturales, porque se ha demostrado que el sexo influye sobre la autoeficacia, particularmente en la actividad física", señala Sood. "El estudio muestra que la autoeficacia depende del ámbito y no puede generalizarse como un rasgo propio del sexo", explica y añade: "No obstante, entender las diferencias entre los sexos de los empleados adultos ayuda a optimizar los servicios de bienestar para ellos".

El estudio dice que, pese a la disponibilidad de centros de bienestar para empleados en todo el país, estos servicios normalmente son poco utilizados. Incorporar elementos específicos a ambos sexos en el diseño y la programación de los centros de bienestar puede mejorar su utilización, resaltar el bienestar e indirectamente reducir los costos en atención médica.

Comentarios

Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de El Diario de Salud
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes colombianas o injuriantes.
- El Diario de Salud se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema