Las EPS Asmet Salud y Ecoopsos entran en medida especial de vigilancia de la Supersalud

No podrán afiliar más usuarios ni aceptar traslados de otras EPS.

Redacción 29/12/2018 - 14:21 | Compartir:

La Superintendencia Nacional de Salud adoptó medida preventiva de vigilancia especial para las EPS Asmet Salud y la Empresa Promotora de Salud Ecoopsos SAS, las cuales no podrán, además, afiliar a más personas ni aceptar traslados que provengan de otras EPS por el término de un año. 

Las EPS Asmet Salud y Ecoopsos entran en medida especial de vigilancia de la SupersaludSegún indica el ente de control, en el caso de Asmet Salud la decisión se adoptó debido a que no garantiza ni la red de prestación, ni una cobertura del 100 % de los servicios a los usuarios en los municipios en los que opera. La EPS tiene 1'843.060 afiliados en el régimen subsidiado y 49.427 en el régimen contributivo en 227 municipios de Caldas, Caquetá, Cauca, Cesar, Huila, Nariño, Norte de Santander, Quindío, Risaralda, Santander, Tolima y Valle.

Entre los hallazgos de carácter operacional, científico, financiero y jurídico, la Supersalud indica que identificó que Asmet Salud EPS pone en riesgo la salud de sus afiliados, al no cumplir al 100 % con la cobertura de sus servicios. Por ejemplo, en lo que tiene que ver con los servicios de alta complejidad, alcanza solo una cobertura del 80,10 % para UCI adultos; del 66,67% para UCI pediátrica y del 80,10% para UCI neonatal. En cuanto a otras coberturas que no cumplen el 100 % son: cáncer, en el que alcanzan un cubrimiento de 87,06 %, hematología del 61,19 %; oncología pediátrica, 73,63 %, quimioterapia de un 79,10 %; radioterapia del 79,10 %; infectología para el VIH de 94.53 % e inmunología del 58.71 %, indica la Superintendencia, que añade que para reumatología la cobertura es de 83,58% y para hemofilia laboratorio clínico de alta complejidad solo alcanza una cobertura del 60,70%.

En el componente financiero, la Superintendencia señala que encontró que la EPS no adelanta las acciones correspondientes para identificar, depurar, conciliar y pagar sus obligaciones; que hay inconsistencias operativas y financieras en los reportes financieros; y que no ha llevado a cabo el proceso de conciliación de cuentas y depuración contable. Asimismo, indica que no cumple con las condiciones financieras y de solvencia, a corte de agosto de 2018; el nivel de endeudamiento a septiembre es de 3,79 (mayor en 2,89 al del mismo mes de 2017), lo que evidencia que tiene un déficit patrimonial que no le permite contar con los recursos para cumplir con sus obligaciones a corto y largo plazo, destaca el ente de control.

En el análisis jurídico se evidenció que la EPS ha aumentado el número de tutelas en su contra, no ha avanzado significativamente en la recuperación de recursos embargados del Sistema General de Seguridad Social en Salud y no provisiona los procesos judiciales como se debe hacer, así como que el principal motivo de queja de sus usuarios es la restricción a los servicios de salud, por falta de oportunidad y por demoras en las autorizaciones.

El caso de Ecoopsos

La Superintendencia de Salud explica que la decisión sobre Ecoopsos se tomó porque el plan de reorganización institucional que le fue aprobado por la Superintendencia no ha alcanzado sus objetivos y la EPS no ha cumplido las advertencias del ente de control. La EPS tiene 305.059 afiliados (a septiembre de 2018), 300.595 de ellos en el régimen subsidiado y 4.464 en el Contributivo, en 126 municipios de Antioquia, Boyacá, Cundinamarca, Huila, Norte de Santander y Tolima.

En lo que tiene que ver con el servicio de salud, la Superintendencia afirma que encontró que Ecoopsos, de acuerdo con su plan de acción, presenta una desviación frente a la meta en varios indicadores de gestión del riesgo como pacientes diabéticos controlados, 28% (la meta es de 50%); y gestantes con riesgo alto incluidas en los programas de intervención del riesgo, 42% (la meta es del 50%). Además, la EPS presenta una tasa de PQRD de 134,2 por ciento, por encima del promedio del régimen subsidiado nacional que es de 49,2%, ocupando el segundo lugar. Las mayores quejas son por demoras en la autorización de servicios (60.18%) y falta de oportunidad en la atención (29.76%).

La Supersalud añade que la EPS presenta también inconsistencias en los procesos y procedimientos de contratación de la red prestadora de servicios de salud, en especial para la gestión del riesgo en salud. En el componente financiero, a septiembre de 2018 Ecoopsos continúa con un patrimonio negativo (-$68.696 millones), y con pérdidas acumuladas de -$81.799 millones. También carece de capital de trabajo (-$64.744 millones) lo que dificulta el pago de sus obligaciones a corto plazo, que son más de 123.000 millones de pesos. Su nivel de endeudamiento es del 198%. La EPS contrató, además, servicios de demanda inducida a través de una empresa que no se encuentra inscrita ni habilitada como prestador de servicios de salud.

Comentarios

Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de El Diario de Salud
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes colombianas o injuriantes.
- El Diario de Salud se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema