Diseñan un exoesqueleto que facilita las terapias en pacientes con accidente cerebrovascular

El prototipo fue realizado como trabajo de grado por el estudiante de diseño industrial de la Universidad Nacional de Colombia Omar Augusto Galindo.

Redacción 12/06/2017 - 07:59 | Compartir:

El estudiante de diseño industrial de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Omar Augusto Galindo diseñó, como trabajo de grado, un prototipo de exoesqueleto que reduce el peso y volumen en forma significativa de las actuales soluciones de ortesis o exoesqueletos, lo que amplía sustancialmente la cantidad de personas beneficiadas, según informa la U.N. 

Exoesqueleto facilita terapias
*Foto de la Universidad Nacional

"Esta nueva ayuda contribuye a recuperar arcos de movilidad en el brazo y antebrazo de personas mayores de 20 años, de entre 1,60 y 1,80 metros de estatura y talla mediana", explica la Universidad Nacional, que también informa que el diseñador comenzó a trabajar a partir de la iniciativa del ingeniero en control electrónico de la Universidad Distrital Juan Sánchez, junto con sus directores de proyecto.

Gracias a un mecanismo capaz de ejecutar señales de control electrónico sobre la ortesis, los pacientes podrán recuperar parte de la movilidad del brazo afectado después de sufrir un accidente cerebrovascular, bien sea que este haya quedado en posición de flacidez o de espasticidad, explican desde la U.N. “Diez minutos de terapia para una persona con complicaciones motoras equivalen a dos horas en aquellas que no las han sufrido”, precisa, por su parte, Galindo.

Exoesqueleto facilita terapias en pacientes con accidente cerebrovascular
*Foto de la Universidad Nacional

"En un periodo relativamente corto después del accidente cerebrovascular, el terapeuta realiza un seguimiento para determinar el rango de movilidad que podría alcanzar la extremidad para recuperarse con una terapia pasiva; durante esta el exoesqueleto será muy útil, ya que permite realizar movimientos de flexión-extensión de codo y abducción de hombro", explican desde la Universidad Nacional.

Por su parte, explica el autor del diseño que “la ortesis no remplaza al especialista, puesto que él es quien calcula hasta qué punto se puede efectuar el movimiento sobre el paciente”. ”Después de seleccionar la rutina e introducir los valores de los grados y las repeticiones, el exoesqueleto servirá como apoyo para las terapias, gracias a un sistema controlado por una computadora pequeña conocida como Raspberry Pi”, subraya.

Puede ser operado desde ordenador o celular 

Asimismo, "los valores considerados para el rango de movilidad del paciente se podrán alojar en la nube para hacer seguimiento, de tal forma que en cada terapia el exoesqueleto pueda incrementar este rango, siempre en presencia de personal especializado", informa la U.N.

El aparato está concebido para ser operado desde un computador o, incluso, desde un celular y la interfaz de la plataforma está diseñada a partir de un protocolo que permite programar la actividad a desarrollar, así como  transmitir sus datos vía wifi a la Raspberry Pi. Esta, a su vez, será la encargada de trasmitir las correspondientes órdenes a los actuadores o motores con los que viene equipado el exoesqueleto.

Cuando termina la sesión, la Raspberry Pi envía una nueva señal para indicar que el evento (o la terapia asignada) concluyó, de manera que el terapeuta pueda programar otra rutina o dar por finalizada la sesión, lo que permite una mayor funcionalidad del exoesqueleto, que facilitará realizar la terapia, concluyen informando desde la Universidad Nacional.

Comentarios

Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de El Diario de Salud
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes colombianas o injuriantes.
- El Diario de Salud se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema