Gerolamo Cardano, médico y matemático del Renacimiento italiano 

Abel Fernando Martínez Martín | 16/10/2023 - 14:17 | Compartir:

Gerolamo Cardano (1501-1576) fue un matemático, médico, físico, filósofo, astrónomo y prolífico escritor del Renacimiento italiano, nacido en Pavía, en el Ducado de Milán. Hijo ilegítimo de Fazio Cardano, profesor de geometría de la Universidad de Pavía, quien fuera consultor de Leonardo da Vinci en temas de geometría.

Gerolamo Cardano, médico y matemático del Renacimiento italiano 
Dos retratos del polémico polímata, médico, filósofo, astrólogo, físico y matemático renacentista italiano, Gerolamo Cardano (1501-1576), parte de su libro De propia vita, una de las primeras autobiografías de la modernidad.

Gerolamo comenzó como asistente de su padre, que le enseñó matemáticas, quien quería que, como él, estudiara derecho, pero Cardano ingresó a la Universidad de Pavía a estudiar medicina, carrera que debió continuar en la famosa Universidad de Padua, a causa de la guerra. Cardano se graduó de médico a los 24 años, en 1525, con muy buenas calificaciones. Después de ser rechazado, a causa de su mala reputación, fue aceptado en 1539, 14 años después de haberse graduado, en el Colegio Médico de Milán, llegando a la cúspide de su profesión. Se casó en 1531 y tuvo dos hijos, uno que estudió medicina, asesinó a su infiel mujer y fue ejecutado, y una hija.

A sus 50 años, Gerolamo Cardano era un médico famoso y conocido. Entre sus pacientes estuvo el Papa y el arzobispo de Saint Andrews, en Escocia. Cardano llegó a ser rector del Colegio de Médicos de Milán (1564), que tanto lo había rechazado. Gerolamo Cardano fue profesor de matemáticas de las universidades de Milán, Pavía y Bolonia, teniendo que renunciar a todas a causa de sus escándalos. Cardano se destaca, a pesar de todo, por sus trabajos de álgebra. En 1562 abandonó Milán y fue profesor de medicina en la Universidad de Bolonia. Fue el primero en describir la Fiebre Tifoidea, escribió sobre los sueños, por lo que lo cita Freud. Francis Bacon, Diderot y Robert Boyle reconocieron su trabajo, que tuvo efecto en el despegue de la ciencia. Unió la medicina con la historia y fue comentarista de los tratados hipocráticos, sobre todo Sobre aires, aguas y lugares. Quiere acercarse a su naturalismo, para reducir el influjo de Galeno.

Cardano malgastó lo que había recibido de su padre y se dedicó al juego para mejorar sus finanzas y lo convirtió en medio de vida, ayudado por sus conocimientos matemáticos. Cardano fue una de las figuras clave en la fundación de la probabilidad, publicó Liber de ludo aleae, de los primeros trabajos sobre probabilidad, pero estaba rodeado de gente de dudosa reputación. El juego se convirtió en una adicción que le hizo perder tiempo, dinero y reputación. También escribió sobre el juego. 

Gerolamo Cardano fue un polímata que tuvo una prolífica carrera literaria, escribió libros sobre medicina, filosofía, astronomía, teología, matemáticas, física y muchos otros temas en latín, como se acostumbraba en su tiempo. Cardano mantenía que el movimiento perpetuo es imposible, excepto en los cuerpos celestes, y desarrolló un dispositivo para conservar la horizontalidad mediante dos ejes que giran en ángulo, que se usa para estabilizar las brújulas en las naves y se denomina por él suspensión cardán. Inventó el sistema de transmisión entre dos ejes que también lleva su nombre, el cardán o junta universal.

Gerolamo Cardano en su biografía De propia vita, obra considerada como una de las primeras autobiografías de la modernidad, afirma que era poco apto para el trato con los hombres y hacía, en Mi vida, la siguiente y poco modesta descripción de sí mismo, que revela su polémico y conflictivo carácter: 

“He recibido de la Naturaleza un espíritu filosófico e inclinado a la Ciencia. Soy ingenioso, amable, elegante, voluptuoso, alegre, piadoso, amigo de la verdad, apasionado por la meditación, y estoy dotado de talento, inventiva y lleno de doctrina. Me entusiasman los conocimientos médicos y adoro lo maravilloso. Astuto, investigador y satírico, cultivo las artes ocultas. Sobrio, laborioso, aplicado, detractor de la religión, vengativo, envidioso, triste, pérfido y mago, sufro mil contrariedades. Lascivo, misántropo, dotado de facultades adivinatorias, celoso, calumniador e inconstante, contemplo el contraste entre mi naturaleza y mis costumbres”.

En 1570, con 69 años, en Bolonia, donde era profesor de Medicina en la Universidad, fue acusado de herejía por el Tribunal de la Santa Inquisición, debido al tono polémico y crítico de sus escritos y por ser el autor del Horóscopo de Jesús  (1554) y escribir el libro En homenaje a Nerón, el anticristiano emperador romano. Cardano pasó varios meses en prisión, pero abjuró y logró así su libertad, pero con la prohibición de no volver a publicar sobre esos temas. Se trasladó a Roma donde murió en 1576. La leyenda sostiene que, justo en el día que él mismo había predicho y, asevera, que literalmente se suicidó para cumplir con la fecha por él mismo pronosticada.

Profile picture for user Abel Fernando Martínez Martín


Abel Fernando Martínez Martín

Doctor en Medicina y Cirugía, magíster y doctor en Historia.
Grupo de investigación Historia de la Salud en Boyacá- Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC).

Ayúdanos para poder seguir informando

Todos los contenidos de El Diario de Salud se encuentran disponibles de manera gratuita; sin embargo, nuestro trabajo y mantener el periódico tiene un costo. Apóyanos. Tu contribución es fundamental para que podamos continuar con nuestra labor.