Areteo de Capadocia le pone nombre a la diabetes y a la epilepsia

Abel Fernando Martínez Martín | 24/10/2023 - 20:39 | Compartir:

Aunque descripciones depatologías, que parecen correspondientes a la enfermedad que hoy llamamos diabetes, se encuentran en los milenarios y jeroglíficos papiros médicos de los egipcios, en los textos ayurvédicos de Susruta, en la India ayurvédica, y en los textos hipocráticos, el nombre actual de la enfermedad aparece hasta el siglo II de nuestra era y se lo debemos al médico griego que vivió en la época helenística Areteo de Capadocia, médico de la época galénica y del imperio romano, nacido en Capadocia, en Anatolia, en la actual Turquía, en el siglo II de nuestra era. 

Areteo de Capadocia le pone nombre a la diabetes y a la epilepsia
Izquierda: grabado del siglo XVI del médico greco romano del siglo II de nuestra era Areteo de Capadocia, nacido en la actual Turquía, que trabajó como médico en Egipto y, luego, en la imperial Roma, en tiempos de Claudio Galeno.
Derecha: carátula de su obra, que fue publicada, con su retrato, en el siglo XVI.

Areteo de Capadocia parece haberse formado como médico en la helenística ciudad de Alejandría, en el delta del Nilo, en Egipto, como Claudio Galeno, donde floreció la escuela del mismo nombre, que se dedicó al estudio de la anatomía, por sus completos conocimientos en esta materia y por la autorización de hacer autopsias. Aunque a veces es clasificado como un médico pneumático, por añadir un quinto elemento, el pneuma, espíritu vital o aire, a los cuatro elementos clásicos hipocráticos, sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra, otras veces, aparece Areteo de Capadocia como perteneciente a la escuela ecléctica, que sin comprometerse con ningún autor utilizaba elementos de todos ellos, por las críticas que hace en sus libros a Galeno

En realidad, no conocemos mucho de su vida y sólo tenemos parte de una de sus principales obras médicas. Vivió un tiempo ejerciendo la medicina en Egipto y de ahí pasó a Roma. Opacado por su contemporáneo Galeno, el sintetizador de la medicina antigua, Areteo es el primer médico, seguidor de Hipócrates, en describir el cuadro clínico del tétanos y a él le debemos los nombres de dos enfermedades muy conocidas en la actualidad, la epilepsia, la antigua enfermedad sagrada, de la que describe el aura, y la diabetes. 

Areteo de Capadocia escribió el tratado Sobre las causas y los síntomas de las enfermedades, del que se conservan ocho tomos; texto médico que es considerado como uno de los mejores manuales clínicos de la antigüedad clásica, donde Areteo de Capadocia describe detalladamente los síntomas, los métodos diagnósticos de muchas enfermedades, tanto agudas como crónicas, conocidas en su tiempo e incluye su manejo terapéutico. 

Este médico, residente en Roma, como Galeno, pues todos los médicos de Roma eran griegos, fue quien acuñó el término de diabetes, que usamos hoy, enfermedad que, desde la teoría humoral hipocrática, se consideraba como fría y húmeda, construyendo el término Areteo de Capadocia, creando una palabra compuesta en el idioma griego, de dia: través y vetes: ir. Es decir, pasar a través de, discurrir a través de, en alegoría del agua, el elemento que caracteriza a la enfermedad, que atraviesa el cuerpo del diabético a causa de la intensa e insaciable sed, las desmesuradas ganas de beber, que van acompañadas de un incontrolable aumento en el orinar. 

En griego jónico la palabra diabetes significa sifón. El agua pasa a través de los diabéticos, como bien lo describía hace 1.800 años el médico greco romano, Areteo de Capadocia: 

"La enfermedad llamada diabetes… está generada por una causa fría y húmeda, las carnes y las partes sólidas del cuerpo se funden, transformándose en orina... la orina no pasa solamente a intervalos, sino que, como si todos los conductos estuviesen completamente relajados, es expulsada de continuo... una vez manifiesta, al enfermo no le queda mucho tiempo de vida... Los enfermos padecen una sed intolerable, pero los líquidos que ingieren son siempre inferiores a la cantidad de orina que emiten; la razón es que dejan pasar una cantidad prodigiosa y no existe ningún medio para impedirles beber y orinar a continuación". 

Areteo de Capadocia hace en su obra referencia a sujetos desnutridos, que presentan deposiciones abundantes y malolientes, pacientes que empeoraban cuando ingerían trigo. Hoy sabemos, a causa del gluten, que es la primera descripción de la enfermedad celíaca. Sostenía sobre los enfermos melancólicos que "son inquietos, tristes, desanimados, insomnes, son presas del terror si la afección hace progresos. Se ponen flacos por su agitación, y llegan a perder el sueño vivificante". Probablemente este médico greco romano es de los primeros en sugerir la estrecha relación entre la melancolía y la manía, escribiendo que: "me parece que la melancolía es el comienzo y una parte de la manía". En su libro, Areteo de Capadocia realiza descripciones magistrales de la lepra, la tisis pulmonar, la cefalea, el vértigo, la difteria, los "síncopes cardíacos", la litiasis nefro vesical, las afecciones hepáticas y las parálisis. 

Profile picture for user Abel Fernando Martínez Martín


Abel Fernando Martínez Martín

Doctor en Medicina y Cirugía, magíster y doctor en Historia.
Grupo de investigación Historia de la Salud en Boyacá- Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC).

Ayúdanos para poder seguir informando

Todos los contenidos de El Diario de Salud se encuentran disponibles de manera gratuita; sin embargo, nuestro trabajo y mantener el periódico tiene un costo. Apóyanos. Tu contribución es fundamental para que podamos continuar con nuestra labor.