La OMS calcula lo que costará alcanzar los objetivos en salud para 2030

Entre US$134.000 millones anuales iniciales hasta US$371.000 millones en el año límite.

Redacción 17/07/2017 - 13:55 | Compartir:

La factura en salud de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se publicó en la revista The Lancet Global Health estima los costos y las ventajas de ampliar progresivamente los servicios sanitarios con el fin de alcanzar las 16 metas sanitarias de los ODS en 67 países de ingresos medianos y bajos, en los que vive el 75% de la población mundial.

La OMS calcula lo que costará alcanzar los objetivos en salud para 2030Este análisis afirma que las inversiones encaminadas a ampliar los servicios para alcanzar la cobertura sanitaria universal y otras metas sanitarias de los ODS podrían evitar 97 millones de muertes prematuras en el mundo de aquí a 2030 y prolongar 8,4 años la esperanza de vida en algunos países. Si bien la mayoría de los países pueden hacer frente a estas inversiones, los más pobres necesitarán ayuda para alcanzar las metas fijadas.

Dos hipótesis

En la factura en salud de los ODS se exponen dos hipótesis: una hipótesis "ambiciosa" en la que las inversiones son suficientes para que los países alcancen las metas sanitarias de los ODS de aquí a 2030 y una hipótesis "de mejora" en la que los países recorren dos terceras partes o más del camino hacia las metas.

En ambas hipótesis, las inversiones en los sistemas sanitarios, como contratar a más trabajadores, construir y poner en funcionamiento nuevos consultorios, hospitales y laboratorios y adquirir material e instrumental médico, representan el 75% del total. El resto se destina a medicamentos, vacunas, jeringas y otros productos necesarios para prevenir o tratar determinadas enfermedades y para actividades como la formación, las campañas sanitarias y las actividades de divulgación dirigidas a comunidades vulnerables.

La hipótesis "ambiciosa"

La hipótesis ambiciosa de la OMS, que representa el logro de las metas sanitarias de los ODS, requeriría realizar nuevas inversiones de cuantía creciente con el tiempo, desde los US$134.000 millones anuales iniciales hasta US$371.000 millones (es decir, US$ 58 por persona) en 2030.

El análisis señala que el 85% de estos costos se pueden asumir con recursos internos, si bien 32 de los países más pobres sufrirán un déficit de financiación de US$54.000 millones anuales y seguirán necesitando ayuda externa. En el análisis no se incluyeron los países de ingresos altos, pero en otras estimaciones se ha comprobado que todos ellos pueden costear la cobertura universal de servicios sanitarios esenciales a todos sus ciudadanos.

En la hipótesis ambiciosa se contempla aumentar el personal de salud añadiendo 23 millones de nuevos trabajadores y construir más de 415.000 nuevas instalaciones sanitarias, el 91% de ellas centros de atención primaria.

El escenario de mejora

En el escenario de mejora se necesitaría aumentar las inversiones desde los US$ 104.000 millones anuales iniciales hasta US$ 274.000 millones cada año (es decir, US$ 41 por persona) en 2030. Estas inversiones permitirían evitar cerca de 71 millones de muertes prematuras. Se añadirían más de 14 millones de nuevos trabajadores sanitarios y se construirían cerca de 378 000 nuevas instalaciones sanitarias, el 93% de ellas centros de atención primaria.

En un comentario que acompaña el artículo publicado en The Lancet Global Health, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, señala que "la cobertura sanitaria universal es, a fin de cuentas, una decisión política" y que "todos los países y gobiernos nacionales tienen el deber de esforzarse por alcanzarla".

Ayúdanos para poder seguir informando

Todos los contenidos de El Diario de Salud se encuentran disponibles de manera gratuita; sin embargo, nuestro trabajo y mantener el periódico tiene un costo. Apóyanos. Tu contribución es fundamental para que podamos continuar con nuestra labor.