Anestesiólogos afirman que cirugías de urgencia en el país podrían estar en riesgo por falta de donantes de sangre

La SCARE indica que se ha alcanzado una reducción de hasta el 50% de los donantes en algunos territorios colombianos.

Redacción 06/08/2020 - 11:47 | Compartir:

A la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19 se le suma ahora la escasez de sangre o hemocomponentes que se está presentando en diferentes partes del país, debido a la considerable disminución de donantes por cuenta de la pandemia, afirma la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (SCARE), que indica que evidenció que se ha alcanzado una reducción de hasta el 50% de los donantes en algunos territorios colombianos.

Anestesiólogos afirman que cirugías de urgencia en el país podrían estar en riesgo por falta de donantes de sangre
*Imagen de la SCARE.

Ciudades como Bogotá, Barranquilla y Medellín ya presentan un desabastecimiento importante de sangre, lo que ha llevado a la cancelación de cirugías urgentes en pacientes que, dada la escasez, deben continuar en hospitalización esperando la disponibilidad del insumo vital para la realización del procedimiento. Según datos conocidos por el banco de sangre del Hospital San Vicente de Paul de la ciudad de Medellín, antes de que iniciara la pandemia se podían captar de 900 a 1.200 donantes en un mes, hoy el banco ni siquiera alcanza los 400.

Pero, ¿cuáles son las implicaciones de que en las clínicas y hospitales escasee la sangre? Para el el médico anestesiólogo y coordinador del comité de medicina transfusional y trasplantes de la SCARE, Diego Zuluaga Santamaria, no contar con disponibilidad de hemocomponentes como glóbulos rojos, plasma, crioprecipitado y plaquetas representa un alto riesgo de complicaciones en pacientes urgentes, que pueden morir esperando una cirugía o incluso en pacientes emergentes, que por la gravedad en su estado de salud, se les debe realizar obligatoriamente el procedimiento con o sin disponibilidad de sangre.

"Hay un número importante de pacientes que tienen cirugías emergentes", explica el especialista, que añade: "Por ejemplo, un herido de gravedad por un accidente; en caso de entrar a cirugía y no contar con sangre disponible, el paciente podría presentar una anemia aguda o  un shock hemorrágico". "Lo que significa que si no tenemos sangre aumentaría considerablemente la mortalidad", afirma.

Otros pacientes que están en riesgo por falta de sangre son las mujeres gestantes, ya que por complicaciones durante su embarazo pueden presentar hemorragia obstétrica. "Cuando esto sucede se debe operar a la gestante y se le debe poner sangre, de no hacerlo la madre podría morir o incluso su bebé", explica Zuluaga. 

De acuerdo con datos obtenidos por la Universidad Icesi el 5,12% de la población en Colombia es O negativo, por lo cual es considerado uno de los tipos de sangre más necesario y difícil de conseguir, mientras que el 4% de la población es AB positivo, y el 0.48% es AB negativo. La sangre tipo AB es la donante universal de plasma. A pesar de esto, en medio de la pandemia Colombia está presentando una escasez generalizada en todos los tipos de sangre.

El especialista indica que la donación de sangre en el país ha disminuido por el temor generalizado en la población de acudir a un centro de donación y contagiarse de Covid-19, no obstante, asegura que los bancos de sangre están tomando todas las medidas de bioseguridad concernientes para que la ciudadanía pueda donar con la tranquilidad y confianza necesaria, ese es el caso del banco de sangre del Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud (IDCBIS). Según el director de esa entidad, Bernardo Camacho, los programas de donación de sangre han tenido que acudir a otro tipo de estrategias, debido a que las colectas masivas que se acostumbraban a realizar en lugares con alta afluencia de personas se dejaron de hacer.  

A pesar de esto, el IDCBIS es consiente que las demandas de sangre no cesan, por lo cual ha sido un caso de éxito en la consecución del insumo vital por medio de estrategias como el traslado de ciudadanos a las instalaciones del instituto cumpliendo con todos los protocolos de cuidado. "La pandemia no puede ser excusa para no donar, en momentos como estos se necesita la solidaridad de todos para satisfacer la demanda de sangre que tenemos en el país", destacó Camacho.

Diferentes investigaciones han demostrado que cuando una persona dona sangre puede salvar al menos la vida de tres más. El llamado de la SCARE es a la comunidad en general,  a que conozcan los programas de donación en su región y sus protocolos de seguridad, para que puedan continuar haciéndolo de manera segura, o empezar a hacerlo si antes no lo han hecho, en un momento en el que se requiere la solidaridad de la ciudadanía.

Tenga en cuenta que para donar sangre en tiempos de pandemia, debe pesar más de 50 kilos, tener de 18 a 65 años de edad, no haber viajado al exterior recientemente, ni haber tenido síntomas gripales o contacto con pacientes contagiados. Los hombres pueden donar cada tres meses y las mujeres cada cuatro meses.

Ayúdanos para poder seguir informando

Todos los contenidos de El Diario de Salud se encuentran disponibles de manera gratuita; sin embargo, nuestro trabajo y mantener el periódico tiene un costo. Apóyanos. Tu contribución es fundamental para que podamos continuar con nuestra labor.