Abren proceso de responsabilidad fiscal contra la ADRES, algunas EPS y entidades territoriales

Así lo anunció la Contraloría, por presuntas irregularidades en pago de recobros de Vimizin, utilizado para tratar el Síndrome de Morquio.

Redacción 05/02/2020 - 16:26 | Compartir:

La Contraloría General de la República (CGR) dio a conocer que abrió un proceso de responsabilidad fiscal por $17.986 millones de pesos, en contra de la Administradora de Recursos para la Seguridad Social (ADRES), algunas EPS y entidades territoriales, por irregularidades en el pago de los recobros del medicamento de alto costo Vimizin, utilizado para tratar la enfermedad huérfana del Síndrome de Morquio.

Abren proceso de responsabilidad fiscal contra la ADRES, algunas EPS y entidades territorialesEl organismo de control afirma que evidenció, en este caso, la existencia de cuatro irregularidades:

1 .La Administradora de Recursos para la Seguridad Social (ADRES) y algunas entidades territoriales presuntamente pagaron por la aplicación del medicamento Vimizin a pacientes, sin tener certeza de la existencia de la enfermedad; es decir, sin tener diagnóstico confirmatorio exigido por ley. Por este hecho, el daño patrimonial está cuantificado en la suma de $7.363 millones.

Fueron vinculados como presuntos responsables fiscales los directores de la ADRES del 2016 a la fecha y los departamentos (y algunos funcionarios) de Quindío y Caldas, en calidad de pagadores, y como recobrantes las EPS: Asociación Indígena del Cauca AIC-EPS-I, Medimás, Sura, Nueva EPS, Famisanar, Comparta y Cafesalud.

2. Se pagó el medicamento Vimizin sin que efectivamente se hubiera aplicado a los pacientes. Por este hecho, el daño patrimonial está cuantificado en la suma de $3.154 millones. Han sido vinculados como presuntos responsables, el departamento del Cauca y la Asmed Salud.

3. Se establecieron diferencias entre la cantidad del medicamento aplicado a los pacientes y la cantidad pagada por algunas EPS, con lo que se evidenció que se pagó más de lo que realmente se aplicó. Por este hecho, el daño patrimonial está cuantificado en la suma de $6.580 millones.

Se vincularon como presuntos responsables al distrito capital de Bogotá y los departamentos de Nariño, Quindío, Risaralda y Valle del Cauca, así como a la ADRES, en calidad de pagadores. Y como recobrantes a las EPS: Capital Salud, Mallamas EPS-I, Nueva EPS, Asmed Salud, Coosalud, Comparta, Coomeva, Salud Total, Entidad Promotora de Salud Servicio Occidental de Salud S.A. S.O.S., Famisanar EPS y Comfenalco Valle.

4 .Se pagó por recobros del medicamento Vimizin suministrado a un paciente inexistente. Por este hecho, el daño patrimonial está cuantificado en la suma de $887 millones. Fue vinculado como presunto responsable el Instituto Departamental de Nariño.

La Procuraduría explica que el medicamento de alto costo Vimizin es producido e importado al país por el Laboratorio Biomarin. Es comercializado a través de su distribuidor exclusivo, Audifarma, que a su vez lo aplica a los pacientes por intermedio de las IPS.

La PGN añade que también se ofició a la Superintendencia de Industria y Comercio, para lo de su competencia, por una posible dispersión del valor pagado a las EPS (diferencias de precios) por el medicamento Vimizin. Presuntamente se habrían cancelado altos valores del medicamento a las EPS Sanitas y Nueva EPS en recobros que tienen un promedio superior al 200% respecto al valor de venta determinado por el laboratorio que lo elabora.

Sobrecostos por el pago de otro medicamento

La Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción de la CGR, a través de la Contralora Delegada Intersectorial No. 1, también determinó la existencia de presuntos sobrecostos por el pago del medicamento de alto costo Naglazyme, utilizado para tratar la enfermedad huérfana 'MPS Tipo 6', hecho por el cual se dará traslado a la Contraloría Delegada para el Sector Social, a fin de que adelante el correspondiente proceso auditor.

Respuesta de la ADRES

Tras el anuncio de la Contraloría, la ADRES emitió el comunicado que se transcribe a continuación:

 

Comunicado a la opinión pública

Bogotá D.C., 05 de febrero de 2020. Frente a la apertura del proceso de responsabilidad fiscal por parte de la Contraloría General de la República por los recobros del medicamento Elosulfasa Alfa – Vimizim ®, la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud –ADRES– se permite informar lo siguiente:

La entidad ha venido adelantando el proceso de reconocimiento y pago de los servicios y tecnologías no financiadas con cargo a la UPC, como lo es el medicamento Elosulfasa Alfa – Vimizim ®, de acuerdo con lo establecido en la regulación expedida por el Ministerio de Salud y Protección Social.

Las normas vigentes obligan a verificar los requisitos esenciales para reconocer y pagar los medicamentos no UPC como lo son: a) que el medicamento no UPC haya sido prescrito por un profesional de la salud, b) que la tecnología recobrada sea no UPC, c) que la responsabilidad de pago sea de la ADRES, d) que el paciente exista y le asista el derecho, e) que la tecnología haya sido suministrada y facturada, f) que el valor recobrado esté ajustado a la regulación de precios o a los valores máximos de recobro, y g) que los valores del suministro y factura coincidan. Si alguno de estos siete requisitos se incumple, el reconocimiento y pago del medicamento es negado.

Para tal verificación, durante el 2016 y 2017, el Ministerio de Salud y la ADRES (desde agosto 2017), contaban con la firma Unión Temporal Fosyga 2014 para la realización de la auditoría técnica, financiera, administrativa y jurídica de los recobros por servicios y tecnologías no UPC. Dicha firma era la encargada de verificar y certificar que los recobros cumplían con todos los requisitos anteriormente expuestos para proceder al pago; si el valor recobrado por una EPS era superior al suministrado, la firma debía reliquidar los valores.

Para las vigencias 2018 y 2019, la ADRES se encuentra en el proceso de reconocimiento y pago de los recobros por el medicamento Elosulfasa Alfa – Vimizim ®, analizando en auditoria que se cumpla con todos los requisitos exigidos. Sin embargo, los recobros de este medicamento se incluyeron en el sistema de riesgos, lo que implica una verificación más profunda, y no ha culminado; hecho por el cual aún no se ha efectuado el pago de los mismos.

Cabe resaltar que la verificación sobre los diagnósticos de los pacientes y la pertinencia de los tratamientos no UPC es responsabilidad de los médicos tratantes, quienes deben agotar las pruebas diagnósticas y las alternativas terapéuticas disponibles. De igual forma, las EPS son responsables de confirmar los diagnósticos, gestionar las autorizaciones para el suministro, verificar la entrega de los tratamientos y garantizar la veracidad de los soportes allegados a la ADRES.

Sin embargo, una vez la ADRES tenga acceso a la información de la Contraloría sobre los recobros que son objeto de investigación, procederá a realizar el análisis de cada caso de recobro y en el evento que se presente un reconocimiento y pago sin justa causa, aplicará el procedimiento para que las EPS reintegren o aclaren la totalidad de los recursos involucrados.

Por último, la ADRES es respetuosa de las decisiones de las entidades de control y se pone en completa disposición para atender todos los requerimientos necesarios en el desarrollo del proceso.

Comentarios

Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de El Diario de Salud
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes colombianas o injuriantes.
- El Diario de Salud se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema