La Asociación Médica Mundial reitera su oposición a las reglas de género de la IAAF para clasificar a las atletas

Señala que son “contrarias a la ética médica”

Redacción 15/05/2019 - 05:07 | Compartir:

La Asociación Médica Mundial (AMM) ha reafirmado su oposición a las reglas de género de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) para clasificar a las atletas debido a que son "contrarias a la ética médica".

La Asociación Médica Mundial reitera su oposición a las reglas de género de la IAAF para clasificar a las atletasEn una carta enviada a la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, la AMM expresa: "estamos absolutamente en contra a toda práctica que exija a los médicos hacer uso de sus competencias y conocimientos para otro propósito que no sea prestar atención médica en beneficio del paciente y en el respeto de su dignidad", ya que las reglas de la IAAF requieren que las atletas con diferencias específicas en el desarrollo sexual disminuyan la testosterona natural en su sangre.

La carta de los dirigentes de la AMM es una respuesta a la carta abierta de la IAAF que afirma que la corredora olímpica Caster Semenya debe tomar medicamentos para disminuir sus niveles de testosterona para poder competir en ciertas carreras femeninas o que ella puede competir con hombres en "cualquier competencia a todo nivel y sin restricción".

La carta de la AMM, firmada por su presidente, el doctor Leonid Eidelman, y del presidente del Consejo, el doctor Frank Montgomery, señala que los argumentos científicos de la IAAF son controversiales, pero afirma que su oposición a las reglas está basada únicamente en estrictas consideraciones éticas. "Un tratamiento médico (con algunas excepciones legales, que no se aplican aquí) sólo se justifica cuando existe una necesidad médica", indica y añade: "La mera existencia de una condición de intersexualidad, sin que la persona indique un sufrimiento y el deseo de un tratamiento adecuado, no constituye indicación médica".

"Los días en que los médicos o la sociedad determinen el género de una persona ya son cosa del pasado", destaca, y añade: "El médico tiene el deber ético de respetar la dignidad y la integridad de las personas, independientemente de si son femeninas, masculinas, intersexuales o transexuales". "El tratamiento médico con el único objetivo de alterar el rendimiento en un deporte no está permitido", concluye.

Comentarios

Normas de uso
- Esta es la opinión de los internautas, no de El Diario de Salud
- No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes colombianas o injuriantes.
- El Diario de Salud se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere fuera del tema