La Asociación Médica Mundial exige la libertad de un médico condenado a muerte

Señala que es un preso de conciencia que ha estado incomunicado y ha sufrido tortura psicológica.

Redacción | 10/11/2017 - 12:20 | Compartir:

La Asociación Médica Mundial (AMM) pidió a las autoridades iraníes liberar de inmediato, y sin condiciones, al médico iraní nacido en Suecia, especialista en medicina de urgencia, Ahmadreza Djalali, quien fue sentenciado a muerte por el cargo de "corrupción en la tierra", figura de la ley islámica que se refiere a aquellas personas, no creyentes o que se apartan del camino de islam.

La Asociación Médica Mundial exige la libertad de médico condenado a muerteLa AMM considera que el doctor Djalali es un preso de conciencia que ha estado incomunicado y ha sufrido tortura psicológica desde su detención en abril de 2016.

En una carta al Presidente del Tribunal Supremo de Irán, Sadeq Ardeshir Larijani, el presidente de la AMM, Yoshitake Yokokura, afirmó que se le han negado a Djalali sus derechos humanos. "Nuestras fuentes confirman que no existe evidencia que demuestre que el Dr. Djalali es alguien más que un académico que ejerce su profesión de manera pacífica", indica.

"Según nuestra información, el Dr. Djalali fue condenado a muerte en un juicio que no respetó los estándares internacionales más básicos de un juicio justo, que infringió la legislación", señala y complementa: "Les recordamos que el derecho a un juicio justo es un derecho humano internacional establecido en la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que han sido ratificados por Irán".

Yokokura expresa su preocupación por las condiciones de detención del doctor Djalali y las acusaciones de tortura. Recuerda a las autoridades iraníes que la evidencia obtenida bajo presión, tortura o como resultado de "confesiones" forzadas no puede ser utilizada en un tribunal y las insta a realizar una investigación independiente y eficaz sobre estas acusaciones.

Por último, la carta insta a las autoridades iraníes a suspender la pena de muerte para el doctor Djalali. "La pena de muerte viola el derecho a la vida, como está establecido en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Como tal, constituye la negación más extrema de los derechos humanos, independientemente de la naturaleza del delito, las características del infractor o el método utilizado para matar al preso", destaca y concluye:  "Por lo tanto, instamos a las autoridades iraníes a considerar una moratoria para todas las ejecuciones con el fin de abolir la pena de muerte y conmutar todas las sentencias de muerte en períodos de cárcel".

Ayúdanos para poder seguir informando

Todos los contenidos de El Diario de Salud se encuentran disponibles de manera gratuita; sin embargo, nuestro trabajo y mantener el periódico tiene un costo. Apóyanos. Tu contribución es fundamental para que podamos continuar con nuestra labor.